AAArrrrrg

 El Viernes pasado tenía fiesta en el trabajo y se me olvidó completamente que había clase de Aikido a la tarde. Justo cuando me llamó Jose Luis por teléfono me acordé de repente…  pero entre que era tarde y estaba en el pueblo y encima con las llaves de Aikido en casa de mis padres en Vitoria ya me dijeron que no fuera que se irían de cervezas. Así que no hubo clase por mi despiste. Lo siento sobre todo por si hicieron viaje en balde los Aikidokas de Miranda de Ebro (que por cierto ahora tenemos uno nuevo).
 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s